Se podría decir que es una pregunta que parece que nunca pasa de moda. Algunos enseguida recordarán a la tortuga de Logo. Otros al más contemporáneo gato de Scratch. También habrá quienes piensen en los distintos lenguajes de programación profesionales. Pero basta con prestar un poco de atención a los medios, para ver que en estos días nuevamente el tema está “en boca de todos”.

Pareciera que la idea de aprender a programar, ya no debería cuestionarse.

En el sitio de la Fundación Sadosky / Program.AR podemos leer que:

“¿Por qué enseñar programación en la escuela?
Hoy vivimos en un mundo que depende cada vez más del uso de la tecnología. Nuestras actividades escolares y profesionales, nuestros vínculos afectivos y el tiempo de esparcimiento están permeados por el uso de dispositivos tecnológicos. Sin embargo, ¿qué sabemos sobre el mundo de la Computación, su funcionamiento y del trabajo que realizan las personas que se desarrollan en ese campo?
La programación es una parte fundamental de la una disciplina más amplia llamada Ciencias de la Computación, que también estudia el funcionamiento de las computadoras, las telecomunicaciones, las bases de datos, la inteligencia artificial, etc. Necesitamos contar con los conocimientos que aporta esa disciplina para comprender y opinar sobre el mundo que nos rodea.
Además, al aprender a programar desarrollamos habilidades de pensamiento que sirven para cualquier tipo de actividad tales como: la capacidad de abstracción y de planificación, la descomposición de problemas y el trabajo en equipo, entre otras.”

Mientras que en el diario La Nación, Ariel Torres cierra su nota “Aprender a programar es la forma más rápida de aprender a pensar”, con un párrafo contundente:

“Lo acepten o no los adultos, estamos en un mundo de máquinas mentales, robots, inteligencia artificial y redes cuya escala desafía la imaginación. Hemos alcanzado un punto en el que prácticamente todo en la civilización es controlado por el código. En un contexto así, entender qué es programar equivale a saber leer y escribir. No importa si tu hijo después se convierte en Shakespeare o en Borges. Pero estoy bastante seguro de que no querés que salga de la escuela primaria siendo un completo analfabeto.”

En agosto de 2015 el Consejo Federal de Educación aprobó la Resolución Nº 263/15 que en su Artículo 1º “establece que la enseñanza y el aprendizaje de la “Programación” es de importancia estratégica en el Sistema Educativo Nacional durante la escolaridad obligatoria, para fortalecer el desarrollo económico-social de la Nación”.

Parecía que el círculo se iba cerrando. Pero uno de los problemas, es que no se estableció cómo se llevaría a cabo dicha enseñanza. Entonces encontramos distintas variantes como las que describo a continuación.

El Ministerio de Educación de la Nación y el de la Ciudad, tienen como política la enseñanza de programación como una de las herramientas transversales que se incluyen en la denominada “Educación Digital”.

Horacio Rodriguez Larreta, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, prometió en su campaña la inclusión de la enseñanza de programación en la currícula de todas las escuelas públicas porteñas a partir de la sala de cinco años en el nivel inicial.

En Nación existe el “Plan Nacional Integral de Educación Digital (PLANIED)” que tiene entre sus prioridades, “cuatro ejes destacados, relacionados con las competencias de educación digital“. Uno de ellos es “Programación, pensamiento computacional y robótica”. Pero claro, las escuelas y la currícula escolar dependen de cada jurisdicción, o sea de la CABA y cada Provincia del país. Por lo tanto, hay que buscar en cada una de ellas, para poder entender qué se está enseñando sobre el tema.

La CABA cuenta con el “Plan Integral de Educación Digital (PIED)“. En la ciudad, hay varias propuestas para enseñar programación.

En las Escuelas Primarias -estatales- se intenta implementar programación como una herramienta transversal, sin un espacio curricular propio, ni Profesores de Informática a cargo. Esto significa que las maestras de grado le enseñen programación a sus alumnos, con el apoyo de los Facilitadores Pedagógicos Digitales (FPD) de InTec, utilizando las netbooks escolares del Plan Sarmiento BA. Claramente, la enseñanza o no de programación depende de la buena voluntad de la docente de aula y el grado de convencimiento o trabajo en equipo con el FPD.

En la secundaria hay que hacer una primera diferenciación. Obviamente aprenden a programar los alumnos que estudian “Técnico en Computación” en una escuela técnica o que elijan un “Bachiller en Informática”. Los demás alumnos, que concurran a otro bachillerato, dependerán nuevamente de la buena voluntad o el entusiasmo del docente, en este caso el Profesor de Educación Tecnológica de 2do. año. Como en el caso de las maestras, puede que les enseñe “algo de programación”, ya que figura en el diseño curricular de la materia durante los “Procesos y tecnologías de control automático”, como “Algoritmos, lenguajes y lógicas de programación. La programación de los sistemas automáticos”.

Finalmente en 3er. año de todos los bachilleratos de la NES, podemos encontrar un espacio curricular donde de verdad se enseña una introducción a la programación: aparece la materia Tecnologías de la Información. Allí podemos leer que en los Objetivos de Aprendizaje figuran:

  • Identificar el rol del software y la programación en los sistemas digitales de procesamiento de información.
  • Reconocer la función de los algoritmos, sus técnicas de representación, y aplicarlos para la resolución de problemas computacionales.
  • Aplicar técnicas y estrategias para crear animaciones y videojuegos mediante entornos de programación educativos.

Y en los contenidos:

Introducción al pensamiento computacional

  • Los problemas computacionales.
  • Metodología de resolución de problemas computacionales.
  • Estrategias y estructuras de programación.

¿Parece poco no? Será por eso que además el Ministerio de Educación de la Ciudad tiene otros dos planes de formación en programación, pero por fuera de las escuelas:

  • Aprendé programando: ¿Querés desarrollar apps, juegos, webs y más? Si tenés entre 16 y 18 años y/o sos alumno/a de nivel secundario, ¡inscribite!
  • Programá tu futuro: Todo el mundo puede aprender a programar, no necesitás tener conocimientos previos ni ser un experto en computación o matemática, sólo tenés que animarte a aprender algo nuevo.

¿Y entonces? ¿Cuál es la respuesta a la pregunta original de esta publicación?

No hay programación como materia en ninguna provincia del país. Ni en la escuela primaria, ni en la escuela secundaria.
Sí podemos encontrar que algunas escuelas privadas, que cuentan con Profesores de Informática como extraprogramáticos, enseñan programación en el espacio que dictan: a veces Informática, a veces Computación. Y el ejemplo de CABA donde está incluida programación dentro de Tecnologías de la Información en tercer año de todos los bachilleratos.

Si estamos convencidos de que todos los chicos/as tienen derecho a aprender a programar en la escuela, es necesario crear los espacios curriculares propios para la informática en la educación primaria y secundaria; para que los especialistas en la temática -los docentes de informática- puedan enseñarle a todos los alumnos los contenidos básicos de este tema.

Porque hay algo que a esta altura debería estar claro: programación es a Informática, lo que geometría o aritmética a Matemática, gimnasia y los deportes a Educación Física, o la enseñanza de la lectoescritura a Lengua y Literatura. Programación es uno de los ejes de #LaInformáticaComoMateria.

Para leer más sobre este tema:

Fuente:

Cucuzza, G. (2017). ¿Programación como materia?. [PQS] Para que sepan. Recuperado el 28 de Noviembre de 2017, desde https://paraquesepan.blogspot.com.ar/2017/11/programacion-como-materia.html

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *