Hace 25 años, el joven ingeniero Linus Torvalds trabajaba en un proyecto basado en el Minix, un conocido sistema operativo que el profesor Andrew Tanenbaum había creado sólo con fines educativos. El 25 de agosto de 1991, cuando consideró que su trabajo ya había avanzado lo suficiente, lo compartió en un grupo de noticias:

Hola todos ahí afuera que usan Minix:
Estoy haciendo un sistema operativo (gratuito – es sólo un hobby, no será grande ni profesional como gnu) para clones AT 386(486). Esto ha estado preparándose desde abril, y ahora ya está casi listo. Me gustaría recibir algo de feedback sobre lo que les gusta/disgusta en minix, porque mi OS se parece un poco (el mismo layout físico en el sistema de archivos (por razones prácticas) entre otras cosas). Ahora ya porté bash(1.08) y gcc(1.40), y las cosas parecen funcionar. Esto implica que entraré en terreno práctico en unos pocos meses, y me gustaría saber qué características le gustarían a la mayoría de la gente. Cualquier sugerencia es bienvenida, pero no voy a prometer que las implementaré

Linus
Este humilde mensaje es recordado hoy como el hito que marcó el nacimiento del proyecto Linux. El comienzo de un trabajo colaborativo y global que tuvo como resultado un sistema operativo de reconocidas virtudes técnicas que actualmente hace funcionar a las computadoras más importantes del mundo.
Pero eso no es todo. Además, el GNU/Linux es hoy el mayor exponente del movimiento de Software Libre y el más claro ejemplo de que una buena idea bien compartida no se divide: se multiplica y crece cada día más.
Linux25
Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *